La recolección de la basura costará casi 17 millones de pesos anuales

Locales 07 de septiembre de 2016 Por Néstor Ventura
Se aprobó el martes por la noche en el Concejo Municipal de San Lorenzo
Cubos de basura
- pixabay.com/es/cubo-de-la-basura-residuos-basura-231875/

El pasado martes 6 de septiembre por la noche quedó aprobado en el Concejo Municipal de San Lorenzo, en sesión ordinaria, el proyecto de ordenanza por el cual el municipio tendrá que afrontar un aumento en el costo del servicio de recolección de residuos domiciliarios llevado a cabo por la empresa SITRES. Cabe aclarar que, según el mensaje del Departamento Ejecutivo Municipal enviado al cuerpo oportunamente, dicho costo ascenderá a casi 17 millones de pesos por año.

El pedido de incremento surgió a partir de una solicitud de la mencionada empresa, a través de la cual argumentó que al comienzo de la prestación, en el año 2014, SITRES procesaba 950 toneladas de basura, pero que actualmente lo está haciendo a un promedio de 1200 toneladas, siempre en términos mensuales.

En este sentido, el oficialismo centró los argumentos de su aprobación en la creencia a rajatabla de lo expresado por la empresa en cuanto al aumento en términos de toneladas, como también en las bondades del servicio y en la imposibilidad de cambiar el sistema. Por ahora es lo único que tenemos, resumieron. Al respecto, también hicieron referencia al basural ubicado en la localidad de Ricardone, como único sitio disponible en la región para tal fin. Además se preocuparon de hacer hincapié en que no se trata de un aumento de costo sino de un incremento en el tonelaje tratado por la empresa en cuestión.

El único edil que se opuso a la aprobación, en el marco de un tratamiento inmediato, fue el concejal Alejandro Cabral del partido Justicialista, quien entre otras cuestiones subrayó la necesidad de contar con una certificación del aumento de tonelaje referido por la empresa, “¿qué método se utiliza o qué método tiene el municipio para controlar que sea cierto lo que dice la empresa SITRES?”, preguntó.

Cabe destacar que la votación para aprobar dicha ordenanza tuvo voto afirmativo por parte de siete concejales: los seis que conforman el bloque oficialista, Hernán Ore, Gustavo Oggero, Fernando Dagatti, Mariana Cantoia,  Alfredo Alberdi, Luciana Resquín, más el voto del justicialista Reinaldo Díaz. Por su parte, el concejal Alejandro Cabral, votó por la negativa. Además, el proyecto tuvo tratamiento sobre tablas, más allá de la solicitud del concejal Cabral para que fuera remitido al estudio de dos comisiones, la de Gobierno y Presupuesto.

Consideraciones de los concejales en el debate

“Cualquiera de los que vivimos acá en la ciudad de San Lorenzo podemos ver dos factores, o sea, el primero el crecimiento de la ciudad que ha tenido en los últimos años y segundo la implementación que ha sido, creo yo, un éxito de este sistema de contenedores, lo cual también ha provocado un aumento como lo establece acá en la cantidad de toneladas de recolección por parte de la empresa, y obviamente que ello deriva también en una cuestión de disposición final, por lo tanto no tengo ningún tipo de objeción al respecto, solicito su aprobación”, dijo el concejal oficialista Dagatti a la hora de argumentar su voto afirmativo.

Asimismo, el concejal Oggero, entre otras consideraciones puntualizó que “hay quien dice que hay una sola forma de hacer las cosas y es haciéndolas bien. Yo creo que no, lamentablemente ejemplos sobran, y hay muchas formas de hacer las cosas, pero en este municipio las cosas referidas a la recolección de residuos se hacen bien, y esto que significa, significa que los residuos se recogen a través de este mecanismo que hizo referencia el concejal Dagatti, significó un antes y un después en la recolección de residuos de la ciudad”, en nuestra ciudad tienen su disposición final como corresponde y según está establecido por Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe. Bueno, esa disposición final exige que dentro del costo del servicio de recolección de residuos también esté incluido el de la disposición final, ese costo de disposición final lo termina abonando la empresa que ha ganado la licitación. No podemos negar que el incremento de la generación de residuos es un problema que afecta a todas las sociedades modernas”. En otro tramo de su intervención Oggero señaló que “así que el incremento de ese volumen de residuos que tiene que ver con muchos factores, también tiene que ver con el incremento poblacional, pero también tiene que ver con factores de consumo, hace que se genere un mayor costo, y es un costo que no podemos negar porque el volumen está, los camiones se cargan e ingresan, y hay un control desde un punto de vista de la empresa que realiza la administración de esa disposición final en un campo que está próximo a la localidad de Ricardone. Habida cuenta de esto, nosotros no tenemos muchas alternativas con respecto al análisis, y entender que si se ha incrementado en un 20 % aproximadamente el tonelaje de residuos que se vierten en el área de disposición final, y bueno, tendremos un incremento que sea consistente con eso. No se trata de un incremento de costos, no se trata de una actualización de precios sino que se trata simplemente de un incremento del volumen de tonelaje que se está vertiendo en el área de disposición final”.

El concejal Reinaldo Díaz expresó a su turno que “hay muchas herramientas para cambiar este sistema”, dijo y agregó: “Pero lo que hoy tenemos es SITRES, y por eso aunque parezca incoherente, si bien yo no estoy de acuerdo con que sea tercerizado, hoy está tercerizado y me veo en la obligación de hacer esta aclaración porque yo acompaño este pedido del Ejecutivo porque tiene que ver con la sustentabilidad de un servicio que hoy, reconozco, es bueno, no quiere decir que me contradiga, preferiría que fuera municipal, hoy está tercerizado y es bueno, me consta que es bueno más allá de cualquier dificultad que puede ocurrir con cualquier servicio que se presta. Pero quería hacer esta aclaración para que no parezca incoherente. Sigo sosteniendo en mi pensamiento que debe ser un servicio estatizado, como dijo el concejal Cabral en manos de los empleados municipales, con unidades móviles municipales y demás, pero hoy no lo tenemos. Hoy tenemos que aportar para que el servicio sea sustentable, porque en caso contrario el único perjudicado es el vecino”, razonó Díaz a fin de argumentar su voto afirmativo.

El concejal Alejandro Cabral manifestó que “nosotros habíamos solicitado el tratamiento en comisión de este proyecto en virtud de que queríamos estudiarlo en dos comisiones, en la de Presupuesto y en la de Gobierno. En primer lugar porque el mensaje que envía el ejecutivo dice que este incremento de mayor costo se produce por una nota que presenta la empresa SITRES S.A. por la mesa de entrada del municipio que lleva el número 69.500. ¿Cuál es el motivo que da la empresa SITRES?, que cuando ganó la licitación o cuando se le adjudicó y empezó a prestar servicio allá por noviembre de 2014 procesaba 950 toneladas de basura, y que ahora lo está haciendo en un promedio de 1200 toneladas mensuales. En función de eso pide readecuar costos. En primer término yo quería que esto esté en comisión, primero para estudiar el contrato originario con copias de los pliegos licitatorios a los fines de saber si da la posibilidad de esta cuestión, en segundo lugar conocer qué método se utiliza o qué método tiene el municipio para controlar que sea cierto lo que dice la empresa SITRES en relación a que antes recolectaba 950 toneladas y ahora lo hace por un número de 1200 toneladas mensuales. La evolución de las toneladas durante todos estos meses, un detalle certificado de las toneladas a los fines de que prospere el pedido que hace la misma empresa. Estamos hablando de un incremento del 26 %, de 950 toneladas a 1200, y si bien reconozco, como decía el concejal Oggero, que ha crecido la población y también hubo consumo, pero también digo que hay que tener un método específico porque la ciudad de San Lorenzo no ha incrementado un 26 % en habitantes”, observó Cabral. Por otro lado, agregó que acceder al contrato originario de la licitación “nos va a dar la posibilidad jurídica y legal en cuanto a si es posible legalmente esta ecuación. Porque cuando un oferente va a presentarse a una licitación pública lo va  hacer conforme a un pliego de condiciones, y hay que ver si establecía en esas condiciones la posibilidad, en caso de incrementarse las toneladas en un 26 %, de actualizar el monto con que el municipio paga ese servicio prestado. Porque a lo mejor hubo algún oferente que no se presentó porque no se iba adecuar el precio, por ejemplo”, razonó. Y explicó que “estos interrogantes quería evaluar en el estudio de la comisiones de Presupuesto y Gobierno”. Asimismo, Cabral sostuvo otro argumento relacionado con su voluntad política de estatizar los servicios. “Yo soy enemigo de la tercerización de servicios porque si uno saca la cuenta de 1.400.000 pesos que va a pagar la municipalidad para recoger la basura y para disponerla finalmente, anualmente son casi 17 millones de pesos, y hoy por la tarde me puse a ver cuánto sale un camión compactador de basura, sale 1.845.000 pesos, es decir, muy menor a lo que el municipio va a pagar el servicio durante un año. Por eso yo soy siempre proclive a que los servicios de la tercerización lo hagan los empleados municipales, teniendo en cuenta que los empleados municipales rondan cerca del número de mil en la ciudad de San Lorenzo. En función de estas argumentaciones yo adelanté que voy a votar por la negativa de este proyecto”, concluyó.

 

Te puede interesar