Régimen laboral para docentes municipales

Gobierno 21 de diciembre de 2016 Por Néstor Ventura
Fue aprobado el proyecto del oficialismo
Concejo Olazábal V
- Foto gentileza de Gustavo Olazábal

El régimen laboral de los docentes municipales continúa sujetado a lo esencial de la ordenanza 936 del año 1983, a pesar de que en la última sesión de prórroga del Concejo Municipal fueran aprobadas modificaciones a la misma impulsadas por el intendente Leonardo Raimundo. Según el oficialismo, dichas modificaciones fueron consensuadas con el ámbito gremial y representan una medida superadora. No así para el opositor Alejandro Cabral, quien propuso que la norma en cuestión fuera de una vez por todas derogada. En este sentido, el edil peronista presentó otro proyecto de ordenanza a fin de quedaran zanjadas todas las dudas respecto a la figura del docente municipal en su condición de empleado público. Este proyecto finalmente no fue acompañado por sus pares.

El eje de la controversia giró principalmente en las diferencias de criterios que suscitó la modificación del artículo 9, donde las figuras de disponibilidad y cesantía habilitaron la interpretación de una exclusión  del docente municipal de su condición del empleado público. No obstante, los concejales del oficialismo, como también el concejal Reinaldo Díaz, remarcaron que dicha modificación propuesta por el Intendente resulta un gran avance teniendo en cuenta la norma de origen. Vale destacar que la ordenanza en cuestión, en vigencia hasta antes de esta modificación, establecía en su artículo 9 que “en caso de cambio de los planes o supresión de cursos o divisiones quedará cesante el personal del establecimiento que tuviera menor concepto profesional y menor antigüedad”. A partir de la decisión del oficialismo del pasado martes, dicho artículo quedó redactado de la siguiente forma: “El personal docente titular quedará en situación de disponibilidad cuando sea suprimido el cargo o la asignatura en que estuviere designado, o fuera disminuido o suprimido el número de horas cátedra/módulos de la asignatura que dicta. Durante el período de disponibilidad se arbitrarán los medios para la reubicación del docente en el establecimiento. El tiempo máximo durante el cual se podrá permanecer en disponibilidad es de dos años. Transcurrido el mismo el docente cesará. Durante el primer año en dicha situación se percibirán íntegramente los haberes y el año restante será sin retribución alguna. Al docente en disponibilidad se le deberá ofrecer la reubicación o agotada la posibilidad de ésta, el pase a Escalafón General Municipal, y en caso de que no aceptase el nuevo destino perderá la estabilidad y cesará en el cargo”. La intención del oficialismo tomó por sorpresa a los docentes involucrados, por lo que el día martes por la mañana, el profesor Daniel Petinatti se hizo presente en la reunión del Cuerpo en Comisión del Concejo, donde se abordaría la habilitación del tema para ser tratado durante la sesión de esa noche. En la oportunidad, si bien el docente destacó el buen trato brindado por el gobierno de Raimundo, dejó entrever asimismo cierta inquietud por la redacción de la norma, y razonó en este sentido la conveniencia de ser reasignado a una materia vinculada con su oficio, y al respecto argumentó la incompatibilidad de su condición de maestro de música en caso de que la disponibilidad le obligara a trabajar en el área de patente o cementerio, “con el respeto que me merecen, o a cualquier otra actividad que no me concierne en absoluto”, enfatizó. El concejal Gustavo Oggero planteó en la oportunidad que la modificación contempla la eventualidad de que la signatura desaparezca, y en tal caso, el docente será tratado como cualquier empelado municipal de acuerdo al estatuto que rige a dichos trabajadores. Opinó que el proyecto “es equilibrado toda vez que defiende el derecho del trabajador y que también preserva el uso responsable de los recursos”.

Vale destacar que durante la reunión del Cuerpo en Comisión, el concejal Cabral propuso aplazar el tratamiento a fin de consensuar la norma con los docentes. Sin embargo dicha instancia fue negada por los demás concejales.

Derogar la 936/83

Durante la sesión de prórroga del Concejo llevada a cabo el martes por la noche, Cabral propuso a través de un proyecto de ordenanza, la derogación de la ordenanza 936/83 y sus modificatorias, que crea el Estatuto del docente municipal. Asimismo, en la norma pidió que se considere a todo docente municipal como empleado de planta permanente, a la vez que en su proyecto contempló la regulación del régimen escalafonario del empleado municipal de planta permanente, docente del Centro Cultural. En este sentido, la normativa de Cabral proponía que los empleados municipales docentes que revisten en carreras sistemáticas la función 43, serán encuadrados en la categoría 17 percibiendo el proporcional de horas cátedras.  Y los empleados municipales docentes que revisten en carreras asistemáticas o talleres serán encuadrados en la categoría 16, percibiendo el proporcional de horas cátedras. Cabral, durante el debate, enfatizó entre otros conceptos que los docentes municipales son empleados municipales. “Ese empelado está enmarcado en lo que se denomina relación de empleo público, y una de las características fundamentales del empleado público es la estabilidad, que tiene raigambre constitucional”, dijo.

Te puede interesar