Repudio a las Declaraciones de Osvaldo Cherep

Gremiales 02 de abril de 2017 Por Néstor Ventura
Escrito por Sadop Rosario. Repudio a las Declaraciones de Osvaldo Cherep Subsecretario de Contenidos de Comunicación Institucionales y Periodísticos de la Provincia de Santa Fe por sus agresiones a dirigentes gremiales Docentes
Sadop I
- http://www.sadoprosario.org/index.php?option=com_k2&view=item&id=1307:repudio-a-las-declaraciones-de-osvaldo-cherep&Itemid=148

Quienes cada año participamos de la Paritaria Docente, sabemos que desde la implementación de la Ley N° 12958, rigen una serie de normativas que regulan esta herramienta de negociación colectiva tan importante para los trabajadores y trabajadoras de la educación.

También - y la práctica así lo indica - surgen reglas implícitas, no codificadas, no escritas, pero que se corresponden a lo enunciado por el artículo 18 de la ley marco: el deber de buena fe negocial. En este sentido, como dirigentes sindicales y asumiendo con orgullo y responsabilidad la representación de miles y miles de docentes a la largo de nuestra Provincial, hemos tenido una coherencia y una línea de conducta que hemos demostrado, no sólo a través de nuestra prédica, sino de nuestras acciones.

Solicitar en tiempo y forma, sin especulaciones, ni dobles intenciones, la apertura de la Paritaria cuando lo hemos considerado pertinente; asistir toda vez que hemos sido convocados por el Gobierno Provincial, para la constitución de la Paritaria o bien para reuniones de carácter informal (más allá de nuestra reiterada reivindicación de la Paritaria como ámbito natural para la negociación colectiva); evitar el "diálogo" a través de los medios de comunicación; hacer un esfuerzo significativo por resolver las controversias, intentado siempre que la realización de medidas de acción directa, sean la última salida. Ésta, ha sido nuestra contribución concreta al citado deber de buena fe negocial.

Desde luego, no desconocemos que suscitado el conflicto - fundamentalmente en un sector tan sensible como lo es la educación - las tensiones se potencian y la mirada social, la mirada de los medios, la mirada de otras organizaciones de trabajadores, la mirada de la política, hacen foco sobre los avances, trabas o fracasos de nuestra Paritaria.

Así, de un día para el otro, los medios pueblan sus espacios principales con alusiones a la problemática educativa, las redes sociales se transforman en muros donde cada quién brinda su parecer y la calle opina libremente acerca de si el mínimo propuesto para el cargo testigo es suficiente o no, si la mayor antigüedad genera un buen ingreso, si con dos cargos un docentes es un privilegiado, si está bien que ganen "x" cantidad en función de las horas trabajadas o si existe un abuso del ausentismo.

Por supuesto que en democracia, es absolutamente preferible que exista la posibilidad de la libre expresión, aún cuando la rigurosidad de lo expresado sea escasa y se articule una matriz de pensamiento falaz sobre cuestiones muy complejas.

No somos ingenuos, sabemos que los análisis y las opiniones son parte inherente de este libre juego de tensiones. También sabemos, que hay recursos lícitos que las partes pueden emplear en forma previa o contemporánea a la negociación; un ejemplo son las ya clásicas publicidades del Gobierno Provincial, que aluden a la inversión educativa y que prometen "llevar la bandera de la educación a lo más alto". Insistimos, en que se trata de válidos o lícitos recursos que tienden, por partes iguales a dar publicidad a los actos de Gobierno, como también a incidir en las percepciones sociales sobre el rol del Estado, la escuela y los docentes.

Lo que no consideramos ni válido, ni ético. Lo que nos merece un repudio enfático y contundente, es la utilización de francotiradores mediáticos que, usufructuando su rol de funcionarios del Gobierno Provincial, escriben opiniones y proclaman diatribas contra los representantes sindicales de los trabajadores de la educación.

Es en el contexto de una negociación paritaria ardua, compleja, pero aún abierta; en un marco de endurecimiento de un discurso anti sindical, con dirigentes amenazados, con dirigentes espiados, con funcionarios nacionales de altísimo rango que proponen premios y castigos para dirigentes gremiales dóciles o combativos, con el montaje de una escenografía de guerra, que intenta mostrar como un campo de batalla lo que para nosotros es, ni más ni menos, que nuestra Paritaria. Es en este contexto en el cual, el pasado miércoles 29 de marzo, en los dos diarios de mayor tirada de nuestra Provincia, aparece simultáneamente una nota de opinión titulada "Los docentes deben distinguir a Santa Fe", cuya autoría le pertenece a Osvaldo "Coni" Cherep, Subsecretario de Contenidos de Comunicación Institucionales y Periodísticos.

La nota, amen de incurrir en algunas inexactitudes, contiene opiniones, juicios, valoraciones y descalificaciones para quienes tienen la responsabilidad de conducir una organización gremial. Cabe señalar que el mandato otorgado por los docentes a quienes los representan, es puesto a consideración en elecciones de las que participan los afiliados, pero también ese mandato es revalidado en cada oportunidad en que los docentes mocionan, participan, cuestionan y votan, ante cada decisión relevante para el sector. Precisamente, a una dirigente legitimada por los propios docentes, una Compañera de intachable trayectoria, que viene destacándose por su labor en un ámbito poco amigable a la participación de la mujer, es a quien el autor de la nota señala de "adlátere". No somos nosotros, sino la Real Academia Española, quien explica que el término adlátere es por lo común de uso despectivo, para hacer referencia a un subordinado.

Estas expresiones adquieren mayor gravedad institucional, toda vez que provienen de un funcionario público, perteneciente al mismo Gobierno con el cual existe una controversia no resuelta, quien en el contexto descripto con anterioridad, conjetura, ataca y descalifica a los sindicatos docentes de Santa Fe y a sus autoridades. Lo que el Sr. Cherep pondera como positivo en Santa Fe y considera mérito casi exclusivo del Gobierno es, desde nuestra perspectiva, fruto de una dirigencia coherente, que ha sabido sostener sus demandas a lo largo del tiempo y que hoy coloca a sus mejores hombres y mujeres en la primera plana nacional.
La aparición de esta desafortunada nota, grave por su intromisión en la vida interna de organizaciones libres del pueblo e inadmisible por el carácter de funcionario público de quien firma, merece nuestro más enérgico repudio y pedido de rectificación, no sólo por parte de su autor, sino también de los funcionarios pertinentes.

Finalmente, consideramos que los docentes tienen el derecho de saber si la opinión publicada simultáneamente en los diarios El Litoral (de Santa Fe) y La Capital (de Rosario), fue pagada o no con fondos públicos. De no haber sido "pautada", entendemos que es moralmente objetable y falto de ética, la utilización de la influencia personal que deriva del cargo ostentado, para obtener la publicación de la misma.

Esperamos que, en virtud de la buena fe que siempre atravesó las relaciones entre el Gobierno y los Sindicatos, en un escenario verdaderamente complejo, conductas como la descripta sean reparadas como corresponde

Te puede interesar