Ave César

Locales 07 de junio de 2017 Por Néstor Ventura
Alejandro Cabral calificó la reforma del Reglamento Interno aprobada por el Concejo este martes como ilegal, y recomendó que se le ponga una corona de laureles al Dr. Raimundo y lo nombren como el César de la ciudad
Ave César
- //pixabay.com/es/césar-romanos-artefacto-1863693/

Tras uno de los debates más extensos que han tenido lugar en el Concejo Municipal de San Lorenzo durante el curso del último año, el oficialismo aprobó anoche tres modificaciones al reglamento Interno de ese cuerpo, que fueron calificadas por el concejal Alejandro Cabral como ilegales e improcedentes. “Esta modificación afectará la operatividad y la funcionalidad de los bloques, y en particular al de la oposición”, expresó el edil opositor.

Tal como lo adelantó El Heraldo 15, el oficialismo consiguió hacerse con el control político del concejo luego de aprobar las reformas que permitirán al presidente del órgano legislativo local disponer de hasta cuatro colaboradores de designación política e impedirá además que los distintos bloques cuenten con secretarios rentados, proponiendo que los mismos sean solventados por los concejales.  En este sentido, si bien el oficialismo se apresuró a argumentar que la medida se sostiene en un criterio de austeridad, el caso tiene un trasfondo de carácter institucional denunciado enfáticamente por el concejal Cabral. “Nunca sucedió en San Lorenzo tal atropello a las minorías, directamente desarticularla”, dijo.

La debilidad de los argumentos oficialistas para defender la reforma, a los que se sumó el concejal Reinaldo Díaz, no hizo más que aumentar la certeza de que la intención es asfixiar el trabajo legislativo del sector opositor.

“Se me ocurre, por ejemplo, funciones protocolares”, dijo el concejal Hernán Ore, al referirse a las presuntas tareas de los colaboradores en cuestión. “Tareas administrativas, tareas funcionales, tareas de asesoramiento, y qué mejor que pueda ser propuesto por quien representa a los ocho concejales”, agregó. Díaz sugirió que el tema no era gravitante en el interés de los vecinos y el Dr. Alfredo Alberdi propuso tener fe en las buenas intenciones del oficialismo. Con todo, la conclusión al pie de la letra redunda en ventajas políticas para quienes ostentan la mayoría en Concejo.

En su extensa exposición, Cabral sostuvo argumentos técnicos y políticos, habló de la ausencia de antecedentes en decisiones como esta, y propuso que se haga una intervención a la subsecretaria de Municipios y Comunas de la Provincia para ver “si es procedente esta modificación”, y añadió que “el reglamento es importantísimo, porque es lo que regula la organización y funcionamiento. Es una modificación que atañe a todos y a cada uno de los concejales”. Al mismo tiempo recordó que “los reglamentos deben estar conforme a derecho, y lo que se pretende hacer con esta modificación es no respetar las minorías, no respetar el espíritu de nuestra Constitución Nacional”. Y abundó expresando que “los concejales que voten lo harán en contra de sus propios colaboradores”.

“Si bien se puede modificar del reglamento, es necesario atender a en qué consisten esas modificaciones reglamentarias, porque cuando esas modificaciones significan extinguir derechos no es un tema menor. La administración pública tiene límites y esos límites son la legalidad y la razonabilidad. Y esta modificación los excede”, concluyó.

 

Te puede interesar